El Gobierno reforma el carnet por puntos y endurece las sanciones de tráfico

Aumentan los puntos perdidos por utilizar el teléfono móvil mientras se conduce o por no usar el cinturón de seguridad, entre otras acciones.

El proyecto de ley, que modifica la Ley de Tráfico de 2015, tiene como objetivo el “agravamiento de las sanciones que se prevén para los comportamientos que generan un mayor riesgo para la conducción”, como el uso del teléfono móvil al volante o el mal uso de los elementos de seguridad y protección del vehículo.

Nuevo sistema del carnet por puntos

– Pasan de 3 a 6 los puntos que se pierden por sujetar el móvil con la mano mientras se está conduciendo.

– 3 puntos de sanción y 200 euros de multa si el infractor usa el móvil sin llevarlo en la mano.

– Aumentan de 3 a 4 los puntos a detraer por no hacer uso del cinturón de seguridad, sistemas de retención infantil, casco y otros elementos de protección. Además, se incorpora como causa de la pérdida de puntos un uso incorrecto de los mismos.

– Se castiga con 3 puntos disponer de localizador de radares en el vehículo, sustituyéndose así la infracción grave consistente en “utilizar” estos mecanismos por el mero hecho de llevarlos.

– Se necesitarán dos años sin cometer infracciones para recuperar el saldo inicial de 12 puntos, siempre que no se haya perdido todo el saldo. Hasta ahora, dependía de la gravedad de la infracción cometida.

– Se prohíbe que turismos y motocicletas superen en 20 km/h los límites genéricos de velocidad en las carreteras convencionales cuando adelanten a otros vehículos.

– Realizar cursos de conducción segura certificados por la Dirección General de Tráfico (DGT) permitirá recuperar 2 puntos del carnet, hasta un máximo de 15 puntos y con una frecuencia máxima de un curso cada dos años. No obstante, la recuperación de esos puntos no será efectiva hasta que entre en vigor la regulación de las condiciones que deben cumplir tales cursos.

– Será infracción muy grave utilizar dispositivos de intercomunicación no autorizados en las pruebas para la obtención y recuperación de permisos o licencias de conducción. Este hecho se sancionará con multa de 500 euros y seis meses sin poder presentarse de nuevo a los exámenes.

– Las empresas de transporte de personas y de mercancías podrán saber si un conductor profesional de su plantilla se encuentra en situación legal de poder conducir vehículos de transporte, al disponer de un saldo positivo de puntos.

A partir del 1 de enero de 2026 será obligatorio utilizar un dispositivo luminoso amarillo sobre el vehículo en lugar de los conocidos triángulos, que hasta entonces podrán seguir usándose. Se trata de la luz V16, que se llevará en el interior del coche y se puede implantar en el techo sacando la mano por la ventanilla. Una vez fijada de forma magnética, se activa automáticamente. Cuenta con una batería que durará año y medio aproximadamente y tiene una autonomía de unas dos horas y media en modo de emergencia. Su precio ronda los 20 euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *