Los autónomos que cobren el ‘paro’ por la COVID-19 seguirán recibiendo la ayuda, aunque abran sus negocios en la desescalada

El Gobierno creó esta prestación extraordinaria por cese de actividad para los autónomos que tuvieron que cerrar sus negocios debido a la declaración del estado de alarma y para aquellos cuya facturación había caído más de un 75%.

La Seguridad Social aclara que los trabajadores que decidan reabrir sus negocios pronto, al inicio del periodo de desescalada, como puede ser un pequeño comercio o un restaurante con las limitaciones de aforo del 30% de la fase 1, no perderán su derecho al cobro de la prestación si ya la tenían reconocida.

Estos negocios no deberán justificar los ingresos que perciban en este inicio de la desescalada, ni estos condicionarán el mantenimiento de la ayuda: “Siguen teniendo el derecho a la prestación”. 

En palabras del Subdirector General de la DGOSS: Los autónomos beneficiarios de la prestación que puedan abrir su negocio al inicio de la desescalada seguirán percibiéndola hasta el último día del mes que finalice el estado de alarma. La ayuda busca proteger la falta de ingresos de los autónomos en esta situación excepcional y contribuir a la supervivencia de su negocio”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *